Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías

    • No hay categorías

    Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod tempor invidunt ut labore et dol.

    Por favor, introduce un token de acceso en la página de configuración del plugin Instagram Feed.

    Contact Us

    • Address: 94 Foster Ave. Rockaway, NJ 89800
    • Phone: 684-990-345-389-5623

    Preguntas Frecuentes (FAQ)

    En este apartado respondemos a preguntas frecuentes sobre nuestros suelos laminados, vinilos y parquets. Si desea ampliar cualquier información no dude en contactar con nuestro servicio de atención al cliente.

    Limpieza

    Utilice una escoba, mopa, aspiradora con cepillo para parquet, o una fregona totalmente escurrida. No utilice nunca accesorios abrasivos (lanas de acero, estropajos, etc.) o maquinas de limpieza para limpiar el laminado.

    Utilice detergentes de ph neutro no abrasivos. Utilice exclusivamente los productos recomendados por el fabricante en la pagina Web. Las ceras y otros productos limpiadores y abrillantadores de suelos de madera o mueble no son validos para los suelos laminados.

    Para la limpieza de productos biselados, no utilice o introduzca objetos puntiagudos, abrasivos, cortantes, húmedos, etc. Utilice la aspiradora con el cepillo para parquet. Si esto no fuese suficiente utilice un paño ligeramente humedecido en agua.

    En caso de que se derrame algo de agua debe secarlo inmediatamente, evite el estancamiento de líquidos.

    Para la eliminación de las manchas más persistentes en la superficie (NUNCA en uniones o biseles), use acetona ligeramente disuelta o alcohol de uso domestico. Posteriormente se limpiara con agua.

    Debe tener especial cuidado en las zonas de descanso de animales domésticos. (la orina puede dañar el laminado, evítelo y límpielo inmediatamente)

    Esas manchas son simplemente parafina.
    No son un defecto ni mucho menos, puesto que son fruto de un laborioso trabajo, como es el de proteger el canto de las tablillas, con un producto antihumedad como es la parafina.

    Este sellado hidrófugo (parafina) le confiere al producto una mayor protección y garantía frente a posibles problemas de humedad a los que el laminado pueda estar expuesto.

    Estas manchas se pueden eliminar con un paño humedecido en un poco de agua y algo de jabón neutro. En caso de que no desaparezcan, pruebe con un paño humedecido con alcohol de uso domestico.

    Utilice una escoba, mopa, aspiradora con cepillo para parquet, o una fregona totalmente escurrida. No utilice nunca accesorios abrasivos (lanas de acero, estropajos, etc.) o maquinas de limpieza para limpiar el laminado. Existen productos en el mercado específicos para la limpieza de suelos laminados.

    Mantenimiento

    El suelo laminado como tal, ofrece una mayor resistencia a los rayados que cualquier otro suelo barnizado; esto no significa que no se raye.

    La mejor forma de solucionar estos rayados es con una buena previsión para evitar los rayados superficiales..

    Para evitar que esto suceda colocaremos fieltros en las patas de sillas, mesas, muebles, etc. En caso de tener sillas con ruedas estas deberán tener unas ruedas de tipo W (Norma Alemana DIN 68131) o en su ausencia se colocara una esterilla de policarbonato para evitar el contacto directo de éstas con el suelo.

    También es recomendable la utilización de un felpudo en la entrada principal para proteger el suelo contra las arenas.

    Es frecuente que la gente instale suelo laminado y luego a la hora de elegir el mobiliario, no se fije en las sillas y compre una silla de oficina de las más comunes.

    El suelo laminado como tal tiene unas características y recomendaciones de uso, que debemos tener en cuenta tanto cuando se instala, como con el mobiliario que le afecta directamente.

    Para que nuestro laminado no se desgaste en exceso debajo de las sillas de oficina, debemos utilizar sillas con ruedas blandas, que no dañen el suelo (Tipo W según EN 12529 :1998 Apart.5.4.4.2) o en su ausencia una esterilla de poli carbonato para evitar el contacto directo de las ruedas con el suelo.

    Las sillas por defecto traen las ruedas fabricadas en plástico rígido y duro. Cuando nosotros nos sentamos en la silla traemos arenas en los pies que se caen encima del laminado. Cuando movemos la silla, estas arenas se incrustan en la rueda que es de plástico, convirtiéndose así en una rueda recubierta de una especie de lija abrasiva, que nosotros estamos pasando por encima del laminado cada vez que nos movemos con la silla. Esto sumado al peso que le estamos ejerciendo y al paso de los días acaba por pulir y desgastar excesivamente rápido la superficie del laminado.
    Esto no ocurriría con las ruedas recomendadas (tipo W) que son blandas, es aconsejable retirar las arenas que se quedan incrustadas en las ruedas de vez en cuando y se recomienda la utilización de felpudos en las puertas de entrada desde el exterior para evitar la suciedad de la calle.

    El suelo laminado NO se puede lijar, barnizar, pulir, etc. pues perjudicaría las propiedades intrínsecas del producto.

    La superficie del suelo FINfloor esta protegida para darle una larga vida y alta resistencia al desgaste.

    El producto se presenta acabado y sin necesidad de hacer ningún trabajo sobre el, más que el de ser instalado.

    No necesita, ni es posible ningún tipo de barnizado, pulido, etc.

    El suelo laminado FINfloor gracias a su buen sellado de superficie es altamente higiénico.

    La capa superficial del laminado, que se hace de un material particularmente duro (resina de melamina), evita que la suciedad y que las bacterias penetren el laminado.

    Además, el suelo laminado es también extremadamente resistente. Usted puede incluso dejar caer un cigarrillo en el suelo laminado sin que este dañe la superficie.

    La elevada resistencia al desgaste del laminado, es una de las razones por las que es una opción muy común para los usos no solo domésticos, sino también comerciales.

     

    No necesita, ni es posible ningún tipo de barnizado, pulido, etc.

    Consultas Técnicas

    El sellado de cantos es una protección adicional del FINfloor en cualquiera de sus gamas, para que no tengamos ningún problema ante situaciones comprometidas como pudiese ser la caída de líquidos sobre nuestro suelo.
    Esta protección mejora las prestaciones de un soporte (HDF) ya de por si altamente resistente a la humedad.

    Este sellado consiste en aplicarle al canto del tablero soporte, una película de parafina. Esta película de parafina que recubre toda la moldura, y hace de protección frente a la humedad en caso de exponer el producto a condiciones severas o ataques directos de agua.

    Con el uso de los diferentes Underlays de Finfloor se consigue una reducción acústica muy importante. En la gama de subsuelos Finfloor disponemos de bases con reducción acústica de hasta – 20dB.

    La instalación de underlays de calidad no solo aseguran el correcto funcionamiento del clic y la garantía del suelo, también le proporciona una sensación de calidad y confort en la pisada.

    Los suelos laminados FINfloor en cualquiera de sus gamas tienen una clasificación BFL S1. A nivel europeo una de las más altas en cuanto a resistencia al fuego. (Según la norma EN14041 / EN13501-1 / EN ISO 9239-1 / EN ISO 11925-2).

    La resistencia térmica no depende solamente del suelo laminado sino del conjunto de la instalación: Underlay utiilzado y suelo laminado.

    Finfloor es buen conductor del calor en todas sus gamas. Para instalaciones de calefacción radiante, le aconsejamos el uso de Finfloor Silent-Underlay, especialmente desarrollada para maximizar la transmisión del calor y al mismo tiempo reductor acústico.

    Thermal resistance (<0,15 m2K/W)
    Finfloor Silent Underlay
    ISO 8301
    m2K / W
    Only
    Silent Underlay
    0,050
    Silent Underlay
    + FINfloor 8mm
    0,127

    FINfloor es antiestático y por tanto si se instala correctamente y sobre el Underlay recomendado, no es susceptible de cargarse electrostáticamente.

    Tanto las fibras de madera del soporte, como las resinas del mismo y de la superficie que lo cubren, tienen una conductividad eléctrica baja; en consecuencia, estos materiales son susceptibles de cargarse electrostáticamente.

    Es prácticamente imposible predecir de antemano cuando puede ocurrir esto. En la gran mayoría de los casos no es un problema puesto que en gran medida, depende también de la sensibilidad personal de cada uno.
    Los portadores de carga eléctricas son (electrones), los cuales son responsables de que en determinadas circunstancias recibamos una “descarga”.
    Las causas pueden ser p. ej. una superficie del suelo de laminado sucia, una insuficiente humedad del ambiente (especialmente en los meses de invierno), materiales con efecto eléctricamente aislante (suelas de zapatos, ropa, etc.).
    Dichas cargas son de baja intensidad y no perjudiciales para la salud. En condiciones de humedad relativa del 25% y 23ºC deben ser inferiores a 2 KW (según se indica la normativa europea EN1815).
    El factor que más condiciona estas cargas es la humedad ambiental, si el ambiente esta muy seco las cargas tienden a acumularse. Manteniendo una humedad ambiente de entre 55-65% estas cargas disminuirán o desaparecerán.