Los principales errores a la hora de elegir un suelo laminado

No tener en cuenta la iluminación del espacio o no pensar en el conjunto son algunos de los errores más frecuentes que se cometen en la elección del suelo laminado

El suelo laminado tiene múltiples ventajas funcionales y estéticas frente a otras alternativas del mercado: instalación más fácil y rápida, economía, resistencia, y una gama amplísima de diseños y colores. En el nuevo catálogo de suelos laminados FINfloor puedes encontrar hasta 86 referencias que te ayudarán a dar estilo a tu vivienda.

Desde este blog te intentamos ayudar con consejos para elegir el suelo laminado Finfloor que mejor se adapta a tu estilo, por cuál optar para hacer que una habitación parezca más espaciosa o qué pasos seguir en la compra de un suelo laminado. Hoy te ayudamos a reconocer los errores más frecuentes que se suelen cometer al elegir un suelo laminado, para que aprendas a evitarlos.

No tener en cuenta la iluminación

¿El espacio está suficientemente iluminado? ¿Con qué tipo de luz? Los profesionales de la decoración tratan la luz como un elemento más, pero los usuarios a menudo no piensan en ella. Muchos de los problemas en decoración vienen de la poca importancia que se da a la luz, sobre todo a la artificial. Un error frecuente por ejemplo es instalar luz blanca sin aportar ningún punto de iluminación cálida.

Si no se presta atención a la iluminación en sí, mucho menos a cómo esta influye en la percepción del suelo y el interior de la habitación. Por ejemplo, en nuestros trucos para hacer que una habitación parezca más grande el primero era emplear el blanco en las paredes, pero si la habitación está bien iluminada tal vez esto no sea necesario y gane en personalidad aplicando algún otro color. Además, si combinamos las paredes blancas con luces amarillas, estas van a hacer amarillear las paredes.

Antes de elegir tu suelo, intenta comprobar cómo se verá en la habitación, tanto de día como de noche.

No tener en cuenta la rusticidad

La rusticidad varía de un suelo a otro y tiene muchas vertientes: presencia de grietas o nudos, aspecto desgastado, reproducción de defectos… Un suelo con muchas grietas e imperfecciones en un espacio muy despejado y muy visible puede resultar repetitivo y acaparar el protagonismo. Esto se puede evitar recurriendo a alfombras o grandes muebles.

Si te gusta el estilo rústico, los diseños con una presencia muy alta de imperfecciones y fallos muy visibles son más difíciles de integrar con el resto de mobiliario. En nuestro catálogo de FINFloor puedes encontrar una amplia gama de suelos rústicos que se adaptan al hogar, desde el más marcado Roble Ural al nuevo Evolve Roble Wexford Tostado.

No pensar en el conjunto

Un error que se suele cometer con frecuencia es emplear tonalidades demasiado frías sin combinarlas con otros elementos que le aporten calidez. Aplicar a un espacio un look total white puede ser un fallo cuando sólo lo hacemos por no arriesgarnos con el diseño, porque a veces no es esto lo que nos hace sentir a gusto. En los suelos, las tonalidades beige, como el XL Roble Eyre Beige, conservan la claridad aportando un punto de calidez, mientras los grises transmiten modernidad y combinan bien con colores neutros.

No pensar en el uso

No pensar dónde se va a instalar y quien lo va a usar puede hacer que no tengamos en cuenta aspectos relevantes. Por ejemplo, una familia con niños pequeños, que gatean o jueguan en el suelo, valorará más que el suelo sea antibacteriano, mientras que un soltero con mascotas necesitará una mayor resistencia a arañazos.  Los suelos FINfloor son antibacterianos, cuentan con protección antiestática y son de la clase 33, lo que garantiza que responde perfectamente a un uso intenso, comercial y doméstico.

No pensar en el estilo

Instagram, Pinterest, blogs y revistas de decoración… Hoy en día podemos encontrar toda la inspiración que necesitemos para hacer nuestra reforma. Pero a veces nos dejamos llevar por las tendencias sin analizar si ese es el estilo de suelo que le va a nuestra casa o a nosotros mismos. Presta mucha atención a esto sobre todo si no vas a realizar una reforma integral y el suelo debe convivir con paredes, puertas o mobiliario que ya estaba ahí.

You may also like

Leave a comment

Your email address will not be published.